lunes, 23 de abril de 2012

Cuando todo se vuelve tedioso


Cuando las personas dejan de parecerte interesantes es tiempo de cambiar de aires; siempre he pensado eso, y me sucede de vez en cuando. Después de algún tiempo de conocer a las personas, estas terminan por generar en mi una cierta sensación de claustrofobia, cuando están cerca de mí me asfixian, me enfadan, termino por darme cuenta que debajo de lo poco que pueden tener de interesantes son igual de insulsas que todo el mundo, pocas personas he encontrado en la vida que puedan mantener mi interés por mucho tiempo, a fin de cuentas, siempre termino por descubrir que debajo del brillo del oropel brilla aun más el cobre, es decir que no son lo que yo pensaba. 

Ahora me encuentro en una situación así, ya no hay nada que me mantenga interesado, creo que ya aprendí todo lo que pude de todos los que me rodean, y esto lo confirmo una y otra vez adivinando sus reacciones antes de las tengan, ya no me sorprenden y eso me aburre mucho, nadie ni nada me motiva, parece que no existe ningún ser a mi alrededor que tenga algo interesante que contar, y lo peor de todo es que nadie está dispuesto a escuchar. Creo que el aburrimiento es reciproco, porque ellos se aburre conmigo igual que yo con ellos. A veces creo que estamos en mundos distintos, pero luego recuerdo que el mundo es el mismo, lo que es distinto es el tiempo, se me olvida, muy seguido, que yo soy de una generación anterior a la de ellos, yo crecí con los pitufos y la ballena josefina, ellos con los power rangers y barney, yo me divertía jugando entre el monte a los policías y ladrones, ellos con su playstation y la computadora, mi diversión era vagar, explorar, imaginar, construir fuertes con la chatarra, la de ellos solamente pulsar botones y ver una pantalla, y hoy mientras yo escribo esto, ellos textean y actualizan su perfil de facebook, platican de nimiedades, yo intento planear un futuro, mientras ellos se hunden entre la ignorancia y las teclas de su blackberry

7 comentarios:

Kramen dijo...

Lo importante no es quien, ni como, ni cuando, ni porque. Todos disponen de su propio libre albedrio. Quizas la razón de que ellos dejen de interesarte es tu propia realidad que nunca llega a ser contrastada. Todo ser tiene la opcion de llegar a ser brillantes, se queden o no en el camino a esa realidad.

Deberias empezar no a tener fe, que a esta edad ya esta perdida, si no a permitir, o incluso desear que una chispa les sobrevenga y eso te cause sorpresa. Cada uno tiene una manera de autorealizarse, las que son mas sencillas no tienen porque no existir. Piensa que como en cada muestra hay una proporcion de media, aprende a cazar talentos o simplemente observar. En fin, siempre hay otro uso para toda las cosas.

Jeronimo Cuadras dijo...

fe no tengo, de ningun tipo, es mas hace tiempo que me declare enemigo de ella, de entrada alguien me llega a interesar porque le veo potencial, el problema llega cuando repetidamente veo que jamas lo usa, ni siquiera cuanto tratas de generarle una chispa, el problema es que los talentos que vas encontrando son como gasolina que simplemente no se enciende con una flama, aunque tenga todo el potencial de arder termina comportándose como una roca, y para derretir una roca se necesita muchisima energia y tiempo.

del libre albedrio estoy de acuerdo, por eso es que me gusta buscar nuevos aires, no soy fan de forzar situaciones ni de pastorear borregos, soy mas como un lobo buscando una jauria, el problema es que no encuentro ningun otro lobo ahuye parecido a como lo hago yo.

Kramen dijo...

Es mala epoca para los lobos y peor para los licantropos. Los machos alpha estan a punto de extinguirse y los demás paracen lobos, pero huelen a perro mojado.

Ahora reinan los coyotes, las hienas y algun leon desmelenado... Pero mientras brille la luna, las noches serán para los lobos, hasta en luna nueva.

Jeronimo Cuadras dijo...

a si es mi querido Kramen, es mala epoca para los lobos, somos tan pocos y estamos tan dispersos que es muy dificil que nos encontremos.

Kramen dijo...

Aun asi no pierdas la esperanza, mira Yellowstone, ha vuelto a resurgir despues de que la ignorancia del hombre los casi exterminase.

Al igual que ellos, todo tiene una salvación si no pierdes la voluntad que dirige tu camino, la busqueda es lo que hace que el viaje tenga sentido.

Jeronimo Cuadras dijo...

mi querido kramen, después de haber vivido tantas cosas, aprendí que para poder que la vida me sorprenda tengo que dejar de esperar cosas, no hes que me haya ido tan mal al vivir, pero aprendí que duele menos alegrarse cuando uno se encuentra con algo que no esperaba, a esperar algo que probablemente jamas llegara, y concuerdo contigo,es el caminar y no el destino en si, lo que hace que el viaje tenga sentido.

mi camino no lo rige ninguna voluntad ni divina ni tampoco la mía, camino la mayor parte del tiempo sin llevar un rumbo establecido, solo se que sabre cual es mi destino cuando llegue a el.

y en cuanto a la salvación de los demás, pues eso se lo dejo a la selección natural, ya el tiempo dirá que fruto madura y cual se cae sin hacerlo.

Kramen dijo...

Es tan cierto lo de esperar como lo de la seleccion natural :D

Mientras tanto caminemos e iran sucediendo las cosas