miércoles, 22 de diciembre de 2010

el recuento de los daños

Cada vez va de mal en peor mi existencia, estos últimos tres años han sido los peores de toda mi vida, es cierto que fui feliz por momentos, pero esos momentos solamente fueron preludios para grandes dolores, cada uno muchísimo peor que el anterior. Me enamore, y me despreciaron, intentaron jugar conmigo, me ilusionaron, me mintieron, la persona que mas he amado en toda mi vida me demostró que el cariño que me tenia no alcanzaba para un perdón, me di cuenta que yo amo, pero nadie me ha amado, me dolió perder amores, pero eso no fue lo peor, porque ese dolor es un viejo conocido mío y se como manejarlo, pero el perder una amistad tan significativa fue algo que me dejo devastado, es hora que todavía no encuentro como sobreponerme de ese golpe, siento como si me hubieran cortado los brazos y las piernas y me hubiera quedado ciego, es tan grande el dolor que el solo oír su nombre hace que mi corazón se detenga por un segundo, y el verla hace que el dolor sea infinito, porque al verla se aviva. Mi vida se ha convertido en un infierno y no veo una salida.

Aunque la mayoría de mi vida dolorosa y negativa, también este año me ha dejado algunas cosas que no son del todo malas, conocí a una gran persona, quizá la única que se ha esforzado en intentar comprenderme, también me sorprendió encontrar apoyo y complicidad en dos personitas que jamás imagine, es cierto que es demasiado pronto para decir que son amistades sólidas, aunque son prometedoras, otra de las pocas cosas positivas es que volví a la escuela, entre a la universidad a estudiar una carrera, mercadotecnia para ser exactos, el mantenerme ocupado me ha servido mucho para no volverme loco, y los pocos momentos alegres los he pasado en la escuela.

Ya tenia meses de vivir solo nuevamente pero tuve que regresarme a la casa de mi mama porque mi hermana se fue a hacer una maestría a España, y tuve que regresarme para que mi mama no se quedara sola, eso me resto mucha libertad y gran parte de mi independencia, pero es algo que tengo que hacer.

Para ser sincero me han pasado muchas cosas malas a lo largo de toda mi vida, pero hasta ahora llegue al limite de desear no haber conocido a alguien, y esto es porque aunque hubo momentos que me ilumino la vida con alegría y felicidad, ahora no puedo reconocer si son verdad o solo fue una mentira, aunque creo que la verdad solamente me engañaba yo solo, creo que la misma necesidad de una relación significativa en mi vida me hizo ignorar muchas situaciones y comportamientos que mostraban que en realidad todo era un engaño, porque yo hubiera dado mi vida entera por ella, pero ella nunca dio un cacahuate por mi, pero que le vamos a hacer, son cosas que tienen que suceder y que no puedo cambiar.

El año se termina y el recuento de los daños me deja un mal sabor de boca, el saldo me da un resultado negativo totalmente, mi vida sigue en números rojos en todos los aspectos, y parece que queda mucho tramo en la misma situación, ya no le veo el caso a seguirme quejando, mejor voy a tomar todo a como venga y si mejora que bueno, si no pues no habrá diferencia, esperanzas para que todo mejore el año que viene no tengo, tampoco deseos ni propósitos, solamente quiero seguir hasta donde me alcance la fuerza y la vida, pero lo voy a hacer sin reprimirme en nada, voy a hacer lo que me guste, este bien o mal voy a volver a los vicios que había dejado, voy a tomar y fumar y a ser promiscuo, voy a hacer todo lo que no me he permitido en la vida, y poco me importa lo que piensen los demás, para mi es necesario librarme de las ataduras autoimpuestas, porque no me permiten respirar y vivir, y me hacen ser un ser extraño para la sociedad y para el mundo, voy a dejar de luchar contra la corriente y me voy a dejar arrastrar por la mierda y la escoria de la humanidad.

Nunca he sido hombre de medias tintas, conmigo es o no es, así que si el mundo se empeña en joderme pues le daré gusto y me jodere completamente.

No hay comentarios: