domingo, 28 de noviembre de 2010

soledad

Solamente el sonido de mis pasos me acompaña, deambulo como anima en pena sobre una casa vacía, pensando, siempre pensando, camino y camino sin llegar a ningún lado, solamente haciendo tiempo, esperando, deseando que pase este sentimiento de vació que inunda mi interior, suplicándole al universo evapore esta soledad tan amarga que se ha mudado a vivir a mi vida. Nunca me había sentido tan solo, tan miserablemente solo, aun sabiendo que todas las personas que me quieren, menos una, están a una llamada de distancia, lo se, pero eso no me sirve, mi soledad no es de compañía, mi soledad es de entendimiento, y no lo digo porque no me comprendan a mi, comprenderme es fácil, el problema esta en que nadie ve el mundo como lo veo yo, nadie mas se ha dado cuenta de cómo se tejen las madejas de los hilos que mueven el mundo, nadie mas se da cuenta que una simple acción puede desencadenar un cataclismo, nadie se entera que una sola sonrisa puede reconstruir una vida hecha pedazos, y tampoco notan como una simple mirada de desprecio puede asesinar a alguien, nadie lo nota, nos pasamos la vida buscando respuestas, intentando comprender, pero por mas que intentemos no alcanzamos a ver mas allá de lo lógico y evidente, ¿es culpa de la sociedad?, la verdad yo no lo creo así, los únicos culpables de todo somos nosotros mismos, porque leemos sin comprender, memorizamos sin saber y miramos sin observar, y a causa de esto nos pasamos la vida haciéndonos daño, y dañando a todos los que están a nuestro alcance, a veces en un destello de genialidad nos detenemos a pensar ¿Por qué? Pero llegamos siempre a la misma conclusión, “porque así tenia que ser”, y no estamos equivocados, el problema esta en que ahí se detiene nuestra genialidad y nos conformamos con esa respuesta, y por flojera o por falta de ganas dejamos así las cosas. En algún momento de mi vida yo me di cuenta de eso y trate de ir mas allá, y ahí fue donde descubrí que el mundo es muy evidente, nos muestra todo e incluso nos dice que va a suceder en un futuro, pero nosotros ciegos por convicción lo ignoramos, y suceden mil cosas, algunas positivas, y otras negativas, y de lo bueno si somos responsables, pero de lo malo no, y culpamos al mundo a dios, o a alguien mas, pero jamás es nuestra culpa, y odiamos a quien se alejo de nosotros, pero nunca preguntamos porque lo hizo, o que hicimos para provocarlo, maldecimos al que nos roba, o al que nos pone una zancadilla para que no avancemos en el trabajo, o al que nos estafo, y los odiamos y los aborrecemos, pero jamás nos preguntamos si tenemos algo de culpa, y la realidad es que si, la culpa es solamente nuestra, pero no hacemos nada, y los que intentamos hacer algo somos inmediatamente crucificados, puestos como ejemplo de que ninguna oveja debe de dejar el rebaño, todos debemos de seguir el camino, y debemos conformarnos con lo que nos toca y odiar a otros y culparlos por nuestros fracasos.

Por esto es por lo que me siento solo, yo no culpo a dios, ni al mundo ni a nadie mas, la culpa es mía, y he tratado de remediar las cosas muchas veces he cambiado el destino de muchas personas, porque se puede, pero nadie entiende porque hago las cosas y a veces creen que les hago daño, aunque la realidad es lo contrario, un abrazo, una sonrisa, una mirada de aprobación bastan para cambiar una vida, un solo grano de arena puesto en el lugar correcto puede cambiar la historia del mundo. De eso se trata mi vida, de ir colocando granitos de arena en donde se necesitan, uno a uno, modificando algo que parece irrelevante, pero que puede cambiar el curso de la historia, eso es lo que hago, pero soy el único que puede hacerlo, porque nadie mas ha querido despertar del sueño en el que vivimos, es mas cómodo seguir la corriente que luchar contra ella, y los entiendo porque el precio de modificar el mundo es estar solo, porque en realidad nadie comprende lo que haces y te temen y te vuelves el “loco” y te piden ayuda y cuando ya no te necesitan te desechan y se alejan, y lo peor es que solamente es un ciclo, y todo vuelve a comenzar otra vez, y te sientes cada vez mas solo y mas triste, y se te va apagando la vida, pero ni así te detienes, aunque nadie te entienda, aunque todos te crean loco y aunque todas las personas que llegas a querer te abandonan lo sigues haciendo, y no por la necesidad de ser reconocido, porque nadie se da cuenta de lo que haces, ni por el poder de manipular al mundo, porque hagas lo que hagas jamás obtienes un beneficio personal, lo único que se gana modificando al mundo es soledad y sufrimiento, y eso termina destruyendo el sentimiento de satisfacción de hacer lo que esta bien, y aun así lo sigues haciendo, pero lo haces por el único motivo realmente verdadero…



¡por amor!

No hay comentarios: