miércoles, 7 de abril de 2010

un año mas




Hoy cumplo 29 años, pero lamentablemente no tengo motivo para celebrar, así que por favor les pido que no me feliciten, porque cada felicitación solamente revive el dolor que tengo en mi corazón. Hace poco la vida me golpeo en la cara, sucedió algo que jamás hubiera podido imaginar, ni en mis mas retorcidas pesadillas… me di cuenta que la que yo creía mi mejor amiga no lo era, solamente pretendía serlo, o por lo menos eso es lo que creo ahora, jamás me hubiera imaginado que alguien a quien yo amaba por sobre todas las cosas, a quien yo contaba todos y cada uno de mis secretos y problemas, la única persona en quien yo confiaba plenamente me rompiera el corazón de la forma en que lo hizo. Para mi la verdad y la confianza es algo muy importante, es algo sagrado y me partió el alma darme cuenta que siempre estuve equivocado con ella, pensé que confiaba en mi como yo lo hacia en ella, pero estaba equivocado. Cuando me entere me sentí traicionado, mi mundo se derrumbo, todo por lo que yo luchaba y la razón de mi alegría se desmorono ante mis ojos. Me dolió demasiado darme cuenta de que vivía engañado y mas me duele creer que ella no es la persona que yo creía y que tanto amo aun a pesar de todo, la verdad es que me dolió mucho tomar la decisión de sacarla de mi vida, me dolió mucho y aun me duele, esta herida que me provoco es de las que nunca cierran y tampoco dejan de sangrar, por eso les pido que no me feliciten, porque al hacerlo me recuerdan que ella ya no esta conmigo, saben, ella fue la que me dio el mejor cumpleaños de mi vida hace un año, pero ahora borro de un plumazo todo ese recuerdo tan hermoso que tenia dándome ahora el peor de mis cumpleaños, hace un año me dio el mejor regalo del mundo, ahora solo me regalo dolor, tristeza, lagrimas, decepción, engaño, y un vacío que jama me abandonara por lo que me resta de vida.

No entiendo como alguien puede ser lo mejor y lo peor que le puede pasar a alguien, y lo peor de todo no entiendo porque tuvo que herirme de esta manera si yo la amaba más que a nada en el mundo, no entiendo porque tuvo que comportarse así, y la verdad creo que ya no quisiera saberlo. Solamente espero que algún día logre olvidar que fue tan importante para mi, y espero también que algún día pueda volver a confiar en alguien otra vez…


1 comentario:

Calila dijo...

Simplemente, sigue adelante!
Un abrazo y un beso!