lunes, 23 de noviembre de 2009

no me pidas ser tu amigo

no tiene caso luchar una guerra perdida,
no tiene caso abrir nuestras viejas heridas,
no tiene caso inventar un amor que no será jamás,
se me acabaron las ganas de intentar, de esperar
de querer todos los días en tus brazos despertar

sin ti mi mundo se quedara vacío
pues se que tu corazón jamás será mío,
es por eso que no quiero ya luchar
ni buscar la manera de que tu me quieras.


No se como empezar a decírtelo, porque la verdad todavía no lo entiendo del todo, sabes princesa, en realidad llegue a pensar por un momento que tu eras quien yo espero, pero creo que me volví a equivocar, el calor de tus brazos me confundió demasiado, y eso tan grande y hermoso que mire en tus ojos me llevo a cometer el error de enamorarme de ti, si, se que suena mal pero la verdad fue un error el haberme enamorado de ti, y no por el hecho de enamorarme en si, si no porque debí de haberme dado cuenta que jamás corresponderías lo que yo comenzaba a sentir por ti, digo comenzaba porque fue un sentimiento que nació muerto, quizá solamente son las ganas de amar a alguien lo que me llevo a equivocarme, quizá fue el darme cuenta que tu necesitas lo que a mi me sobra, y por un momento en verdad pensé que lo nuestro podría llegar a ser… desafortunadamente no fue, pero aun así no dejo de pensar que pudo haber sido algo grande, algo así como el amor que se ve en las películas, pero desafortunadamente eso solo se quedara en mi pensamiento, te digo algo… aun conservo en mi las ganas de abrazarte y decirte al oído que te amo con todo mi corazón, que te quiero como jamás había querido a nadie y que tengo unas ganas inmensas de hacerte feliz, que tengo ganas de amarte todos los días que me restan de vida y llenarte de amor y de besos y darte todos los abrazos que quieras y pasar mi vida junto a ti amándote haciéndote sentir querida, diciéndote cada segundo lo hermosa que eres y lo bella que estas… pero eso solamente se quedara en las ganas, porque de sobra se que no eres para mi, y que no soy yo quien te dará el amor y los abrazos y los besos que tu tanto necesitas, y lo peor de todo es que quizá nadie lo haga, ojala hubiera llegado a tu vida antes de que te hicieran tanto daño, para que pudieras haber confiado en mi, pero desgraciadamente el hubiera no existe.

Es una lastima que se me queden tantas cosas que quería decirte en el tintero, pero mas lastima me da que se me quede tanto amor que quería regalarte en el corazón…

Dicen que cuando algo es demasiado bueno para ser verdad, es porque no lo es, a veces esto no resulta cierto y este es el caso, lo que yo quería darte es demasiado bonito para ser verdad, pero es de verdad… es una lastima que no hayas podido confiar en mi.

2 comentarios:

Liz Blanc dijo...

Me agradó enormemente tu nota aclaratoria, qué mejor que aquel que escribe porque le nace, y en el movimiento de sus manos derrama con dolor y dulzura sus vivencias, y así las duda, las recompone, les da matices nuevos...
Es una grata sorpresa encontrar tus letras.

Un saludo, Liz.

PD: El azar me trajo a tu blog, y además de coincidir con escribir sobre alguién, sin más motivo que el deseo, también me identifiqué con la bellísima canción del maestro Delgadillo.

Otro saludo.

EL_JERO dijo...

muchas gracias liz