miércoles, 4 de noviembre de 2009

lo que callamos los hombres

Muchas personas se quejan de que los hombres somos machistas, insensibles, arrogantes, etc. Pero no se dan cuenta que muy en el fondo no somos así, todos tenemos un lado tierno, amoroso, sensible, romántico, en fin, el problema es que en esta sociedad es un pecado que un hombre demuestre sus sentimientos, es pecado capital por ejemplo, decirte a una amiga que la amas, porque todos automáticamente piensan que te la quieres tirar o que estas enamorado de ella. Otra cosa también es decirle a un amigo que lo quieres, porque automáticamente te conviertes en maricon. Si tienes novia no puedes decirle “te amo” en publico porque te vuelves la burla de todos, y debería de ser lo contrario, todos deberían de aplaudirte por demostrar tus sentimientos, pero no, todo tiene que ser escondido, en privado, y con otras palabras.

No entiendo porque todos sustituimos el te amo por un te quiero, si son dos cosas totalmente distintas, querer es desear, puedes querer algo pero no a alguien, a las personas se les estima, se les tiene cariño, se les ama, también se les desea pero no se les debería de querer, porque los rebajas al nivel de un objeto cualquiera, pero en esta sociedad el amor al igual que el sexo son temas tabú, no se tratan en publico ni se demuestran abiertamente.

Difícil el ser hombre en una sociedad como la nuestra, donde tienes que ser insensible por obligación, callado por necesidad y mentiroso por conveniencia, la verdad es difícil, aunque mucho mas difícil es romper con ese esquema, duele mas demostrar sensibilidad porque lo toman como debilidad, si hablas te metes en problemas y si dices la verdad puedes herir a las personas, es muy difícil ser hombre y mas todavía tratar de demostrar tus sentimientos abiertamente, porque aun las mujeres te toman por débil y cobarde, y te hacen a un lado, es irónico que la mujer actual prefiera alguien que le mienta y que la maltrate aunque sea un poco, es irónico ver que lo único que quieren es vivir el momento, sin pensar en el futuro, es difícil ver como se tiran a los brazos del primer Patan que les dice lo que quieren escuchar y ver también como ignoran vilmente a un hombre que verdaderamente las ama, todo por vivir una mentira disfrazada de verdad, por un rato de adrenalina generado por saber que puede terminar mal, sin embargo lo hacen se avientan al precipicio a vivir el momento, pensando que de todos modos tienen a ese idiota que es bueno y que las quiere esperando que vuelvan arrepentidas, pero OH cruel realidad, cuando quieren hacer las cosas bien, después de que se acabo la emoción y la novedad del peligro, resulta que el idiota ya no esta, y terminan quedándose solas.

Es difícil como hombre ver que suceda en tus narices una y otra vez la misma historia y tener que quedarte callado, por saber que aunque quieras hacer algo no puedes.

No hay comentarios: