sábado, 11 de julio de 2009

sorpresa

Nunca pensé que fueras de ese tipo de mujer, cuando nos presentaron yo pensé que tu eras de esas muchachas tímidas que no dicen nada, pero que grata sorpresa me lleve contigo, cuando te vi la verdad pensé que te decepcionarías al verme, porque como ya te diste cuenta no soy ningún adonis, tampoco estoy tan tirado a la calle pero la verdad reconozco que no soy guapo, interesante talvez, pero guapo no, tu en cambio eres de esas personas que uno tiene que ver dos veces para poder creer que es real, eres una diosa que bajo del cielo para deleite de los mortales, no voy a entrar en detalles describiéndote porque creo que ni con todas las palabras del diccionario podría hacer honor a tu belleza.


Te voy a confesar algo, la verdad es que no suelo acudir a citas ciegas o cuando me invitan mis amigos diciéndome que me quieren presentar a alguien, la verdad deje de hacerlo porque tuve dos o tres encuentros del tercer tipo, creo que mis amigos me jugaron algunas bromas a mi, o a las muchachas que me querían presentar, porque a veces alcanzaba a notar la cara que ponían al verme, esa cara de decepción que deja tu autoestima por los suelos porque se refleja el descontento y la desilusión que causa el conocer a alguien y que no sea lo que tu esperabas. Ese recuerdo me vino a la mente cuando te vi entrar, pensé que alguien como tu no tendría nada que hacer con alguien como yo, tu eres demasiado bonita y eso me hizo preveer que te decepcionarías al conocerme, sabes, me alegro de haberme equivocado, nunca imagine que tuviéramos tantas cosas en común, ni tampoco que te gustaran los feos, es raro encontrar a una colega tan guapa como tu, es como encontrar una aguja en un pajar, bonita e inteligente, creo hay muy pocas mujeres como tu.

No quiero pecar de directo contigo ni quisiera hacerte sentir mal, pero la verdad me sorprendió bastante ese beso que me diste, no creo que haya sido por el alcohol porque si acaso te tomaste dos margaritas y un Martini en toda la noche, por eso me sorprende que hayas tomado la iniciativa de besarme, espero que no pienses que soy un cobarde por no haberlo hecho yo pero la verdad nunca pensé que te fuera a interesar tanto. Te juro que jamás nadie me había besado de esa manera y con tanta pasión, no pude evitar cerrar los ojos y dejarme llevar por el momento, fue tan excitante, tan diferente, fue mágico, esa es la palabra mágico, lo único que no me gusto fue ese silencio incomodo que siguió, no se que nos paso, creo que la sorpresa fue para ambos, pero yo no quise decir nada para no arruinar el momento, espero que no pienses que te creo una mujer fácil, porque no es así, la verdad es que te admiro por tener el valor de tomar la iniciativa, ahora lo único que falta es volver a encontrarnos, para saber si esto que quedo en el aire puede llegar a suceder o solo se convertirá en una experiencia mas en tu vida y en la mía.


Muérdeme otra vez, no importa, pero nunca dejes de besarme de esa manera y con esa pasión, aunque me arranques los labios a mordidas...

No hay comentarios: