domingo, 28 de junio de 2009

cronicas teiboleras o como ligarse a una obrera del tubo final

Serian ya como las 11 de la noche cuando llegue al table, ella estaba esperando su turno de salir, llegue directamente al camerino, ella estaba de espaldas la abrace por detrás y le bese el cuello, ella se volteo enojada, su mano y estaba en camino a pegarle una cachetada al atrevido, pero cuando me vio se detuvo y me abrazo y me dio un beso –hay mi vida me asustaste, -me dijo, -no te esperaba, -ya lo se mi vida, pero no me pude aguantar las ganas de venir a verte, -le dije yo, -espérame a que salga si, -me respondió, -OK mi reina, te espero afuera.

Para cuando salí del camerino el chuy ya me tenia preparada la misma mesa del día anterior, incluso adelantándose a mis deseos ya me tenia lista una botella de Jack pero la verdad no tenia ganas de tomar, todavía no me reponía de la ultima borrachera. –hey pinche chuy, llévate esta madre y tráeme una botella de agua mineral, ahorita no tengo ganas de tomar.

Como a los 3 minutos llego el chuy con la botella de agua mineral, le pegue un trago y me supo a madres, pero las burbujas me hicieron un paro porque se me bajo la cruda que traía, al rato salio la morrita, bailo como nunca, neta que se me paro el fierro nada mas de verla bailar, mientras se quitaba el vestido largo que traía puesto.

-chuy ven paca, háblale al encargado pero en chinga cabron. –si como no patron ahorita le hablo.

Llego el encargado y le dije, cuanto por dejarla salir ahorita, de principio se negó el cabron pero termino aceptando, quince bolas me costo sacarla de ahí en ese rato. Cuando termino de bailar se fue rumbo al camerino y yo me fui detrás de ella, la agarre del brazo y la bese, ella se sorprendió, pero no le di tiempo de reaccionar, vámonos le dije y me siguió sin decir nada.

Le abrí la puerta de la cheyenne y se subió, me subí yo y salimos , ya eran pasadas de las 12, así que había pocos lugares donde ir, enfile rumbo a la salida norte, ya se imaginaran a donde la llevaba, entramos y pedí la suite, esa que se le abre el techo, para que se vea el cielo y la torre que tiene encima, ya adentro la abrace, ella estaba muy nerviosa pero se calmo cuando le dije que me tenia loco y que estaba enamorado de ella, que la quería y que no tenia intención de jugar con ella, que no me importaba en que trabajaba, porque yo tampoco trabajaba en algo decente.

La desnude poco a poco mientras la besaba por todos lados, ella solamente se dejaba llevar, una vez desnudos hicimos el amor despacio, quería disfrutarla, conocerla a fondo saber que cosas la hacían sentir, quería trazar el mapa de su cuerpo para hacerla gozar como su belleza demanda.

Nos amaneció abrazados platicándonos nuestras vidas. –no quiero que sigas bailando, te quiero y no quiero que sigas en ese mundo, yo te voy a dar lo que necesites. –no, no quiero terminar como tantas, viuda del narco, mejor voy a seguir así hasta que termine mi carrera. –esta bien, no quiero pelear contigo, nada mas júrame que vas a seguir siendo solo mía. –claro mi amor, yo soy tuya nada mas, ándale ya vámonos que tengo que ir a la escuela.

Al salir del hotel ya nos estaban esperando, yo no me di cuenta porque iba cansado, ni ella ni yo sabíamos lo que iba a pasar, estábamos parados en el semáforo antes de subir el puente cuando se nos emparejo otra camioneta, ella me abrazo para darme un beso y solamente alcance a ver como salía la punta del cuerno por la ventana, ella recibió la mayoría de los balazos y a mi me dieron tres, no supe de mi hasta 15 días después cuando desperté en Colombia, el pariente me saco del país porque me andaban buscando para matarme. Yo sabia que ella había muerto, pero el pariente me lo confirmo cuando le pregunte. No me había vuelto a enamorar de ninguna otra hasta que te vi a ti, tú eres el vivo retrato de ella, te me metiste en el corazón judith y no te pude sacar.

Esa es la historia de mi vida, como vez, el pariente es mi primo, y el patrón es tío mío por eso es que ando con el, y por eso soy su escolta personal, no necesito que me cuentes tu historia, ya me la se de memoria, mientras que estés conmigo nadie va a volver a hacerte daño, ahora eres mi mujer y te van a tener que respetar quieran o no.
nota del autor: si ponen un poquito de atencion se daran cuenta que esta historia y ella estan mezcladas, cronicas teiboleras es un capitulo de ella, en cronicas teiboleras el sinaloense le narra parte de su vida a ella(judith).
de ahora en adelante solo seguira ella, les prometo publicar la siguiente parte de ella a la brevedad.

No hay comentarios: