lunes, 18 de mayo de 2009

ha muerto un grande

ha muerto un gran maestro, mi mundo esta doblemente de luto, hoy no entrare en detalles porque se me atoran las palabras en los dedos, casi no puedo escribir, y ya casi no puedo llorar, han sido dias dificiles, revivir viejas heridas que crei cerradas, ver sufrir a alguien que quiero sin poder hacer nada, ver como alguien deja ir una oportunidad de ser feliz solo por apatia y miedo, por ignoriancia y egoismo.
me rompe el alma ver como le pasan cosas malas a personas buenas, como va desapareciendo todo lo bueno que queda del mundo, me duele ver que uno a uno todos los grandes se marchan, dejandonos solos, añorando una palabra mas de su sabiduria y talento, dejando este mundo cada vez mas hundido en la ignoracia y la apatia, ha muerto un grande, quiza el mas grande de todos, el gran Mario Benedetti.
maestro lo seguire recordando siempre gracias a su obra, y cada vez que lo recuerde me tomare en su honor un whisky con una rodaja de limon, tal como a usted le gustaba.
gracias maestro porque gracias a usted se me abrio un mundo sin igual, gracias a usted conoci el verdadero arte de la poesia, gracias maestro, simplemente gracias, porque al leer por primera vez tactica y estrategia me hizo entender muchas cosas de mi forma de ser que nunca habia notado, gracias maestro, de todo corazon.

Táctica y estrategia
Mi táctica es
mirarte
aprender como sos
quererte como sos.
Mi táctica es
hablarte
y escucharte
construir con palabras
un puente indestructible.
Mi táctica es
quedarme en tu recuerdo
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
pero quedarme en vos.
Mi táctica es
ser franco
y saber que sos franca
y que no nos vendamos
simulacros
para que entre los dos
no haya telón
ni abismos.
Mi estrategia es
en cambio
más profunda y más
simple.
Mi estrategia es
que un día cualquiera
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
por fin me necesites

1 comentario:

Edgar Valdés dijo...

Se nos fue Benedetti; auque bueno, quizá muchos ni siquiera sabíamos que estaba vivo. Hasta el día en que circuló la noticia de su muerte.

Gran novela esa de La Tregua. Se las recomiendo ampliamente.