domingo, 26 de abril de 2009

esa mirada



Esa mirada, aun no olvido esa mirada, ese desprecio acumulado, ese rancio rencor guardado de tantos pleitos, vertido en una sola mirada, seca, fría, estéril, aun no la olvido, en escasos 3 segundos, y sin decir una sola palabra me hiciste entender que todo había terminado sin siquiera haber comenzado, una mirada, una sola mirada basto para destruir mi mundo y toda esperanza de felicidad, volviste armas mortales esos ojos que tanto amaba, y las usaste en mi contra, disparaste sin piedad y asesinaste mis sueños y esperanzas, con un certero disparo hiciste pedazos mi corazón, nunca imagine que tu que eras toda ternura fueras capas de tener la sangre tan fría y el corazón tan duro, nunca lo hubiera esperado de ti, aun no puedo creer que hayas ido capaz de ser tan cruel, pero yo tengo la culpa, por haberte enseñado como hacerme daño, la culpa es mía por haberte mostrado mi punto débil, nunca espere que tu fueras mi verdugo, lo pude haber esperado de todos, menos de ti…

1 comentario:

Marco Ramiro Hernandez dijo...

fuck,, mi amigo... te tomo la palabra donde dices que nosotros les mostrarmos como darnos donde mas no duele...

sin riesgos no hay recompensa

que cabronas y suavecitas son las mujeres
ohhhhhh mujeres divinas no queda otro camino que adorarlas