jueves, 12 de marzo de 2009

La Agonía de la esperanza


Desde hace algunos días he comenzado a sentir un cambio en mi interior, muchas cosas que tenían una importancia primordial en mi vida están dejando de tenerla, mi mente se esta enfocando en cosas diferentes, ahora son otros los sentimiento y deseos los que me mueven, parece que por fin mi corazón se dio por vencido, ese sentimiento de que necesitaba a alguien en mi vida esta desapareciendo, ya casi no siento la necesidad de tener a alguien a mi lado, he llegado a un nivel de calma y tranquilidad en mi vida que es distinto de todo lo que había experimentado.

Últimamente he sentido la necesidad de estar solo, sin nadie a mi alrededor, mi instinto me dicta que debo volver a la cueva de la que salí hace poco tiempo, pero eso no es todo el tiempo, hay momentos en los que disfruto de la compañía de mis amigos y eso me deja una satisfacción muy grande, solamente el estar con ellos aunque solo estemos en silencio cada uno en su negocio, las platicas con mi amiga cristina me dejan un dulce sabor de boca, disfruto mucho de su compañía, me encanta escucharla hablar y aunque a veces también me regaña me reconforta escuchar su voz.

Es extraño no tener una musa que me inspire a escribir cosas bonitas, pero no quiero buscar una musa nueva, la verdad es que quiero dejar de escribir tanto a cerca del amor, estoy viviendo la agonía de la esperanza que tenia de encontrarlo, se me esta muriendo el amor y no estoy haciendo nada por revivirlo, la verdad es que ya estoy cansado de buscar y de intentar, he decidido abandonar la lucha, así que dejo de ser el intento de conquistador que alguna vez quise ser, y me convierto en un ser neutral, no estoy cerrado a la posibilidad del amor, pero tampoco voy a buscarlo, así que si el amor me quiere tendrá que conquistarme.

Siempre he creído que hay cosas para las que uno no tiene gracia ni talento, y creo que para mi el amor es una de esas cosas, no me quejo a verdad, solo soy completamente honesto conmigo mismo, he llegado al punto en que no quiero seguir engañándome a mi mismo, he dejado de pensar que haya afuera hay alguien que me espera, la verdad es que no es así, nadie espera a nadie, el amor no es mas que un juego de azar en el que a algunos les toca ganar y a otros nos toca perder, y yo honestamente me declaro un perdedor, sencillamente no se me dan las cuestiones de amor, y ser un poeta romántico, sensible y decente no me ha servido de nada, así que esto mas que una queja en contra del amor o de la mala suerte es una declaración de rendición.

Así que ahora me dedicare a otros menesteres, seguiré por la vida aprendiendo lo que me hace falta, disfrutando los momento de felicidad y porque no también los de desgracia. Ahora en vez de perder mí tiempo buscando el amor, voy a cultivar más amistades y a fortalecer las que ya tengo, y seguiré la enseñanza de un gran poeta que alguna vez dijo:

“Amigos y nadie mas; el resto la selva”.

1 comentario:

Calila dijo...

Hay dos cosas que quiero decirte luego que lei tu post.
La primera, es que entre mas pronto dejes de buscar, para rapido vas a encontrarlo.
El amor esta hecho para todos y cada uno de nosotros, no hay que desesperar.
Y lo segundo y que me parece muy bien de lo que has dicho, es que definitiamente para que uno pueda estar bien con otra persona, lo primero que tiene que hacer es sentirse bien y feliz estando solo, aprender a estar solo, aprender de las necesidades y de quien es uno mismo para luego poder estar con alguien.
Que tu camino sea lleno de bendiciones y felicidad, y va a ser asi, porque a las personas como tu les llega.

Un beso y un abrazo grande,