lunes, 2 de febrero de 2009

que sea la ultima vez

Que sea la ultima vez que te atreves a decir algo malo de ella, óyeme bien, ni a ti ni a nadie le tolero que hablen mal de ella, y a ti menos que a nadie, no te hagas tonto, tu te las das de muy cabron pero también te enamoraste de ella, solo que tu estas ardido, no soportas que ella sea mas valiente que tu, reconoce que le tienes miedo, anda, dilo, ella si tiene el valor de cortar las cosas de tajo, y creo que lo hizo para no hacernos daño, aunque esta equivocada, porque antes no me hacia daño, y ahora si, ella no sabia que yo necesito estar enamorado para sobrevivir, y ella merece todo el amor que quisimos darle, ella no sabe que el amor es lo que me mantiene vivo, así como a ti el odio te da fuerza y vida, ella lo ignora, no entiende que yo me enamore de ella sin esperar nada, solo por el simple hecho de amarla, tampoco sabia que ella era mi fuente de inspiración y que lo que escribía aunque era un sentimiento real, era solo un ejercicio de escritura, para desahogar un poco la falta de amor que tenemos.

Tu, con tu arrogancia y tu desespero me llevaste a cometer errores que no quería cometer, tu con tu desespero hiciste muchas estupideces que la llevaron a creer algo que no es, mi amor por ella siempre ha sido platónico, pero eso no lo sabia, y creo que no lo sabrá nunca gracias a ti, tu echaste a perder todo y encima la ofendes diciendo estupideces de ella, ella es hermosa, por todos lados, incluso su lado malo que tanto te atraía a ti, a mi nunca me importo su belleza física, siempre la he amado mas por sus defectos que por sus virtudes, y lo seguiré haciendo a pesar de que ya no este con nosotros, ella tiene derecho a hacer lo que quiera y tiene razón en querer alejarse de nosotros, porque solamente le representamos problemas, se canso de nosotros, esa es la verdad, y aunque queríamos hacerla feliz, lo único que logramos fue agobiarla, yo con mis cosas y tu con tus estupideces, el único error que cometió ella fue no preguntar, pero ella no tenia porque saber que el amor que le tenemos solo era para nosotros, al igual que lo que le escribía.

Se que a ti te duele tanto como a mi su ausencia, pero ese no es motivo para ofenderla, porque si todavía quedaba alguna esperanza de que algún día este amor que le tenemos dejara de ser platónico, con eso que dijiste se perdió esa esperanza, ojala estuviéramos separados tu y yo, para poder quitarte la vida por esa afrenta que le hiciste, pero desafortunadamente estamos juntos en este barco, y si mueres tu muero yo también, te invito a que te quedes en silencio como yo, hay que recordarla en los momentos buenos, cuando la veíamos feliz, cuando dibujaba esa sonrisa tan especial y se sonrojaba cuando le decíamos algo bonito, recordemos solo el brillo de sus ojos, y la calidez de su voz, recordemos en silencio, y dejémosla ir, que recorra su camino, que trate de buscar la felicidad que no supimos darle, dejémosla ir, pero sin perder la esperanza de que algún día vuelva a nuestro lado, para seguirla amando como lo hacemos.

Flaquita hermosa, perdona a este pobre idiota que ciego de dolor no pudo contener la rabia, y te ofendió con sus palabras, el al igual que yo te extrañamos y nos estamos muriendo sin ti, no quisiera molestarte, y no lo voy a hacer, solo te pido que lo disculpes, nada mas, te prometo que ya ni el ni yo volveremos a tocar el tema, vamos a seguir amándote en silencio, esperando en vano que algún día vuelvas a nosotros.

Gracias por todo.

1 comentario:

Marco Ramiro Hernandez dijo...

,,,, vas a ser de mis primeros clientes cuando habra mi clinica

jajajaja. un abrazon cabron... te pasas

pero igual se te quiere