sábado, 21 de febrero de 2009

ella parte 10

-torre de control aquí learjet xm785, solicito permiso para realizar vuelo de prueba.

-learjet xm785 aquí torre de control, por el momento todas las pistas están ocupadas, espere instrucciones.

-entendido torre de control.

-puta madre, a buena hora se les ocurre ocupar todas las pistas, espero que no me caigan antes de despegar porque si no nos va a cargar la chingada.

El piloto estaba nervioso, se sentía con todo el peso del mundo encima, la presión era demasiada, tenia la sensación de que el tiempo pasaba muy despacio, casi como si se hubiera detenido, pasaron cinco minutos antes de que le avisaran que había una pista disponible, para el esos cinco minutos fueron como 5 horas, se le hicieron eternos.

-learjet sm785 aquí torre de control, proceda por la pista dos.

-entendido torre de control, procedo a iniciar el despegue.


Del otro lado de la ciudad, el sinaloense terminaba los preparativos para salir, dividió a la gente en dos grupos, uno seria la punta de lanza y otro seria el grupo escolta, todos estaban armados hasta los dientes, no sabían con que se toparían en el camino, por eso era mejor que se fueran preparados para todo, los dos grupos viajarían en camiones torton de redilas, para no levantar sospechas en caso de que hubiera retenes.

-patrón póngase esto, y que ella también se lo ponga, este asunto va a estar muy difícil asi que mas vale estar protegidos.- le dijo el sinaloense extendiéndole un par de chalecos anti balas.

-puede que tengas razón, mas vale estar preparados, a ver mamacita te me pones este chaleco.

El patrón se puso el chaleco, y se ajusto la sobaquera donde traía su pistola favorita, una 9mm con chapa de oro y cacha con incrustaciones de diamantes, ella también se puso el chaleco y le dijo:

-mi vida tengo mucho miedo, no me quiero morir.

-tu no te preocupes mamacita, de peores he salido, no es la primera vez que sucede algo así, pero para eso tengo al sinaloense, este cabron nos va a sacar de aquí, ya veras.

-ya esta listo todo patrón, vamonos.

Se subieron a los camiones, el grupo que seria la punta de lanza arranco primero, 5 minutos después arranco el otro camión, ahí iban el patrón y ella, el sinaloense se fue en la punta de lanza, para poder avisar si algo salía mal y para coordinar el ataque en caso de suscitarse un enfrentamiento.

Avanzaban sin contratiempos por la carretera, hasta que se toparon con un punto de revisión, ahí le pidieron al chofer que se detuviera porque querían revisar la carga y los papeles, el chofer se puso nervioso y comenzó a sudar frió, el soldado lo noto de inmediato y le apunto con el arma y le dijo que se bajara, enseguida, el sinaloense, que sin dudar un segundo grito ¡fuego! Y le disparo a quemarropa en la cabeza al soldado, inmediatamente se comenzaron a oír las ráfagas de balas, en cuestión de segundos acabaron con el convoy del ejercito, no tuvieron tiempo de reaccionar, el sinaloense dio instrucciones de que recogieran y los desnudaran, les dijo a los hombres que lo acompañaban que se pusieran los uniformes y que se deshicieran del camión en el que venían, seguirían en los vehículos militares, así nadie sospecharía nada ni los detendrían.

-patrón hay un ligero cambio de planes, acabamos de tener un enfrentamiento con unos militares, pero no paso nada, vamos a utilizar los vehículos y los uniformes para facilitar nuestro camino, lo espero en el Km. 20, ahí le explico todo.

-entendido, tu sabes lo que haces cabron, confío en ti, ya casi llegamos.

A los pocos minutos llego el camión que transportaba al patrón, la punta de lanza se dividió en dos partes, una para cubrir el frente, simulando que escoltaban prisioneros y la otra parte cubriendo la retaguardia, para su suerte los vehículos militares estaban provistos con ametralladoras calibre .50, las mismas que les serian muy útiles para enfrentar lo que les tenia previsto el destino.

El resto del camino lo recorrieron sin contratiempos, todo parecía tranquilo, lo que ellos no sabían es que en esa pista clandestina los esperaba un problema muy grande, el ejercito estaba esperando la llegada de un avión procedente de estados unidos que traía un cargamento de dólares para la guerrilla. El lugar donde estaba la pista estaba cubierto de selva, solamente había una franja como de cincuenta metros de ancho por un kilómetro de largo, en un extremo de la pista, por donde llegaba el camino había una choza de madera que servia de casa al cuidador de la pista.

Los militares estaban del izquierdo de la pista, era un comando de 30 hombres, todos pertenecían al escuadrón táctico de fuerzas especiales del ejercito colombiano, del lado derecho estaban dos camiones con cerca de 50 hombres de la guerrilla, todos armados hasta los dientes.

la guerrilla solo esperaba la avioneta, pero cuando ellos llegaron y se genero una confusión muy grande porque al divisarse la avioneta que venia por ellos la guerrilla salio a su encuentro a la pista, el piloto aterrizo y al acercarse los guerrilleros los soldados tomaron por asalto la pista, y se inicio un enfrentamiento de escala épica, el sinaloense al darse cuenta opto por atacar al los soldados del ejercito, se apodero de la ametralladora del vehiculo y comenzó a disparar hacia donde estaban los soldados.


-bájense cabrones hay que pegarles en la madre a los militares, cuiden al patrón que lo le vaya a pasar nada.

Todos se bajaron y se pusieron a cubierto, y comenzaron a disparar, los guerrilleros estaban confundidos y comenzaron a dispararles tan bien, por suerte el piloto y el avión estaban al otro lado de la pista, en un golpe de suerte el piloto no se detuvo donde esperaban, y logro esquivar el fuego cruzado, el sinaloense se dio cuenta que los guerrilleros estaban disparando y comenzó a repeler el fuego, dio ordenes de sacar los lanzagranadas y utilizarlos, rápidamente los sacaron y comenzaron a disparar hacia donde se encontraban los camiones, rápidamente hicieron blanco y los guerrilleros se replegaron, eso dio pie al ejercito para avanzar hacia donde se retiraban los guerrilleros, el sinaloense en una acto casi suicida, aprovecho el mar de balas y de confusión para cambiarse de vehiculo, se fue hacia donde estaba el patrón y abordo el vehiculo, lo encendió y acelero rumbo a la avioneta, a duras penas logro llegar, porque los soldados abrieron fuego en contra de ellos, afortunadamente el vehiculo militar en el que iban estaba blindado, y solamente el salio herido, recibió un balazo en el brazo izquierdo, se levanto de su asiento y se apodero de la ametralladora, y le dijo al patrón mientras comenzaba a disparar:

-apúrese patrón, súbase al avión, yo lo cubro.

El patrón salio rápidamente jalándola a ella detrás de el, y se subieron al avión rápidamente, el sinaloense continuo disparando hasta que termino con los últimos soldados que le disparaban desde los árboles, después salio del vehiculo y se subió al avión, el piloto rápidamente hizo maniobras para despegar y avanzo rápidamente por la pista, tomando velocidad hasta que el tren de aterrizaje se despego de la tierra y la nave se remonto en el aire.

Habían logrado escapar de una muerte casi segura, una vez que el piloto les anuncio que acababan de cruzar la frontera todos pudieron descansar, por fin había terminado la pesadilla.

Ella se dio cuenta que el sinaloense estaba herido y se acerco a el y le dijo:

-mi héroe permíteme que cure tus heridas.

Saco de unos de los compartimentos un botiquín de primeros auxilios y le limpio las heridas, mientras lo hacia, ella lo miraba a los ojos con admiración, nunca pensó que conocería a un hombre tan valiente y decidido, y casi sin querer se comenzó a enamorar de el, el patrón se dio cuenta pero no hizo nada, estaba en deuda con aquel hombre, y ella solo era para el un juguete sexual, que terminaría por enfadarlo con el tiempo.

Después que termino de curarle las heridas se sentó junto a el y lo abrazo y se quedo dormida en sus brazos, estando junto a el se sentía segura, como si estando a su lado nada le pudiera pasar.

No hay comentarios: