sábado, 27 de diciembre de 2008

te dejo ir

No te voy a mentir, no me encuentro bien, te estaría mintiendo si te lo dijera, también te mentiría si te dijera que solo yo tengo la culpa, los dos la tenemos, por partes iguales, yo por decir lo que debí de haber callado, y tu por dejarme hablar cuando lo hice, me deje llevar, y tu no me detuviste, te falto el valor, o te sobro el cariño, eso no lo se, pero el resultado fue lo que paso, ahora me alejo en tu presencia, lo voy a hacer así, porque lo que dije ya no va a cambiar, podríamos volver a ser amigos como antes, pero yo siempre guardaría este sentimiento, esta convicción de que tu eres mi alma gemela, y eso solo me causaría daño, no me voy a quedar aferrado a ti, te estoy dejando libre, para que hagas lo que tengas que hacer, te dejo libre, pero no voy a ser el refugio al que vuelvas cuando estés herida, ni tampoco voy a ser el paracaídas que detenga tus caídas, no quiero ni puedo ver como te vas a lastimar, no quiero verlo ni sufrir sin poder hacer nada, yo se que estas equivocada, y tu también lo sabias en un principio, yo te lo advertí, y así como yo corrí el riesgo de perderte y te perdí, tu corriste tu riesgo, y también vas a perder, te lo digo desde ahora, para que no te sorprenda, se que en el fondo tu lo sabes, pero no quieres aceptarlo.

Probablemente me vuelva a enamorar, pero nadie va a ocupar tu lugar, es posible que te falte mucho tiempo para que te des cuenta de que lo que yo te decía era cierto, y después desearas lo que yo te ofrecía, ojala no sea muy tarde cuando lo hagas, porque no voy a esperarte, pensaba hacerlo, pero ya me di cuenta que tu no quieres lo que dices, tu lo que quieres es alguien que te necesite, alguien a quien tengas que arrastrar contigo, a quien batallar, por eso no te voy a esperar.

Yo al contrario quería elevarte, jalarte hacia donde estoy , y llevarte conmigo rumbo a la cima del mundo, yo no necesito que me arrastres, ni que me batalles, yo solo puedo salir adelante, tu no lo crees así porque te deje ver en mi interior, deje que vieras mi lado vulnerable, abrí mi corazón y te mostré que cosas me hacen daño, pero lo que no te había mostrado es mi lado fuerte, el lado que siempre me ha mantenido siendo el numero uno, el mejor de los mejores, yo no te amo porque te necesito, te necesito porque te amo, quiero que eso te quede bien claro, no te ocupo para salir adelante y tener éxito, pero si quisiera que estuvieras conmigo cuando lo logre, aunque se que no será así, porque tu así lo decidiste.

Seguiré mi camino, solo, y llegare a la cima del mundo, y ya que lo haga me sentare y mirare hacia abajo para ver donde te quedaste, y esperar a que llegues a mi lado; quise ser el viento que impulsara tus alas, para que volaras junto a mi, pero tu quieres quedarte en la tierra, intentando arrastrar el lastre que no te deja volar. Esa es tu decisión y no me queda más que darte mi bendición y dejar que sigas tu camino.

1 comentario:

Calila dijo...

Es bueno al menos poder las cosas desde un poco de perspectiva, aunque sea minima cuando estamos sumergidos. Como sacar la cabeza ala superficia y respirar aunque sea un poco para seguir batallando.

Aferrarse al pasado de nada sirve, pero en el presente es dificil tener esa convicción. Sin embargo, hay que hacerlo, innevitablemente.