miércoles, 17 de diciembre de 2008

Por fin

Hoy por fin, el destino me llevo a tu presencia, te sentí muy fría y distante, como si temieras que te hiciera daño, no querías hablar, me trataste como a cualquier persona, eso me dolió porque yo no soy cualquier persona, soy el hombre que mas te ama, tenia la duda de porque te portaste así conmigo, si estábamos tan bien, aunque tenia miedo de que me ignoraras, me arme de valor y te pregunte que paso, porque cambio tu actitud hacia mi.

Me dijiste que te sentías presionada, que te sentías obligada a corresponder todos los detalles que tenia contigo, que tu no podías corresponder a todos los regalo que te hacia, yo te aclare que a mi no me importaba, que yo lo hacia no para recibir lo mismo, si no, solamente para ver una sonrisa en tu rostro, te recordé que para mi es mas valioso un gesto, una mirada, que tu me tomaras de la mano, que un diamante, te dije que solo una mirada tuya vale, mas que todos los regalos que me pudieras dar, me decías que te sentías presionada, que a veces sentía que estabas perdiendo tu liberta, que tenias miedo de iniciar una relación conmigo porque pensabas que yo me quería casar rápido, pero estabas equivocada, mi intención nunca ha sido cortar tus alas, yo quiero ser el viento que te impulse a volar mas alto, mas lejos, te aclare, que yo no me quiero casar a corto plazo, que todavía tenemos mucho que crecer juntos, antes de llegar a ese punto, te repetí que yo no tenia ninguna prisa, que tengo todo el tiempo de mundo para quererte sin ningún apuro.

No quiero dejar que se muera este sentimiento que tenemos, espero que tu también estés dispuesta a no dejarlo morir.

Te amo cositas.

No hay comentarios: