martes, 2 de diciembre de 2008

Carta para cositas

Hola cosita! Hace un momento estaba pensando en ti y te escribí esta carta:


Hola cosita linda, quien hubiera pensado que te tenia tan cerca, tuve que darme muchos golpes para poder darme cuenta, pero eso ya no importa, volvería a pasar otra vez por lo mismo, si supiera que al final de todo tu estarás ahí para mi, esperándome, se que esa frase esta muy trillada ya, pero es lo que siento en realidad, ahora entiendo porque pasan las cosas, quizá si no hubiera sufrido tanto antes de llegar a ti, no te hubiera apreciado como lo estoy haciendo, has de perdonarme que parezca un idiota cuando estoy a tu lado, pero es extraño para mi sentirme tan bien, tan seguro, que me brota una sonrisa que no puedo quitarme de la cara, aunque quiera estar serio y poner mi cara de gente decente no puedo, es que todavía no termino de creerlo, me parece todo un sueño del que voy a despertar en cualquier momento, ojala nunca suceda eso, fui un idiota al no haberme dado cuenta antes, pero estaba ciego, no veía que estaba dejando ir lo mucho por lo poquito, afortunadamente me tuviste paciencia y me ayudaste a salir del hoyo en el que estaba metido, tu eras esa luz que veía cuando miraba hacia arriba, pero que a veces confundía con una lámpara que estaba colgada a mitad de camino, pero resultaste ser tu ese sol que me iluminaba, te ganaste mi corazón, con dedicación y paciencia, ahora comprendo porque te enojabas cuando te platicaba de ella y las cosas que pasaban, y ahora con toda sinceridad te digo que tenias razón, yo estaba terco y equivocado, intentando saciar mi sed de amor con gotitas de lluvia, teniendo el manantial a un paso, y la verdad ahora me arrepiento de haberte hecho sufrir, porque tu sufrías junto conmigo, pero eso ya se acabo, ahora estamos juntos y eso es lo único que importa. No te voy a mentir, quiero que lo que tenemos este cimentado en la verdad y la confianza, por eso te digo que todavía quedan residuos de mis sentimientos por ella, pero con tu amor, pronto la voy a olvidar por completo. Tú te atreviste a aceptar el riesgo de estar conmigo y por eso te mereces toda mi atención y todo mi amor, y eso es precisamente lo que te voy a dar, de ahora en adelante tú te vas a convertir en el centro de mi universo.

Te quiero cosita hermosa, gracias por estar conmigo.
Nadie más que tú y yo sabrá nuestro secreto.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

ooh my god !

Calila dijo...

Que hermosas esas cartas...
Que envidia tener esa luz en la vida...
Que alegría poder tener un poco de esperanza.