domingo, 30 de noviembre de 2008

Sueño eterno.

Hace unos minutos me llego una visita, era alguien que esperaba desde hace tiempo, la vi tan bella, tan hermosa, por fin descansare en sus brazos, por fin tendré una eternidad de paz como siempre he soñado, me siento cansado, el peso de todas mis desiciones me agoto antes de tiempo, como la humedad a una pared, el sueño me invade poco a poco, lentamente se me cierran los ojos, suavemente, sin prisa, me voy desvaneciendo, voy entrando en esa oscuridad tan tranquila, tan callada, lentamente se va apagando la luz, mi respiración se va haciendo mas lenta gradualmente, se va apagando, como final al final de la lluvia, poco a poco se va desvaneciendo mi conciencia, poco a poco te vas alejando de mi mente. El silencio me arrulla, me dice despacito al oído: duerme, descansa, déjate llevar, deja todo atrás, ya nada importa, solo descansar, duerme tranquilo, que nada podrá despertarte, siento frió, pero se que pronto me cobijara un manto de tierra, y por fin descansare en paz, como siempre lo había soñado, lo único que me duele es no volverte a ver, pero eso solo es cuestión de tiempo, hoy me toco a mi descansar, ya te tocara a ti descansar a mi lado, pero todavía no es tu tiempo, hoy ella solamente vino por mi, después de tanta suplica, después de tanto pedírselo, por fin se digno a venir, y se lo agradezco, porque ya me empezaban a flaquear las fuerzas, ya me esta venciendo el sueño eterno, así que me despido, no te digo adiós, si no hasta luego. Ya me voy a descansar al sueño eterno.

No hay comentarios: