martes, 11 de noviembre de 2008

Momentos


A veces pareciera que la vida es una continua sucesión de días, que no es mas que la danza del tiempo y el espacio, pero la vida esta hecha de momentos, esto me trae a la mente un cuento árabe que dice que un día llego a un pueblo un extranjero, que al pasar por el panteón del pueblo de dio curiosidad y se puso a ver las fechas de las tumbas, y al mirar se encontró con algo muy extraño, las fechas no estaban como normalmente están, expresando la fecha de nacimiento y muerte, si no que solo decían una cantidad de tiempo, las tumbas decían algo así: mohamed vivió siete años dos meses, salim vivió quince años siete días, hakim vivió dos meses tres días, al ver esto el extranjero se entristeció porque pensó que en esa región las personas morían muy jóvenes, intrigado se adentro en el pueblo en busca del consejo de ancianos, una vez que los encontró se dirigió al mas anciano y le dijo: -disculpe mi ignorancia sabio anciano, al entrar al pueblo pase por el panteón y pude notar que aquí a gente muere muy joven, ¿acaso usted me podría decir el porque? – a lo que el anciano respondió –claro que disculpo tu ignorancia hijo tu no eres de aquí y entiendo que ignores las tradiciones de este pueblo, permíteme sacarte de tu error. Aquí la gente no muere joven, este pueblo es muy prospero y tranquilo, y la mayoría de las personas llega a una edad muy avanzada, como lo podrás comprobar con cualquiera de nosotros, el mas joven del consejo tiene 85 años, y yo que soy el mas viejo tengo 115.

Ahora permíteme explicarte porque las tumbas tienen esas cantidades de tiempo, nosotros no medimos nuestras vidas por cumpleaños, nosotros medimos nuestras vidas, o el tiempo que vivimos sumando todos los momentos que fuimos felices en nuestra vida. Esa es la razón por la que las tumbas tienen escritos esas cantidades de tiempo, no expresan el tiempo que estuviste vivo, si no el que realmente viviste.

Una vez aclarada su duda, el extranjero agradeció al consejo el tiempo que le brindaron y siguió su camino. El pensaba mientras caminaba, tengo cuarenta y cinco años, pero cuantos he vivido, se puso a sumar el tiempo y vio que apenas tenia tres meses de vida.

Ese cuento me hizo reflexionar, y yo también me puse a sumar el tiempo que he vivido y me di cuenta que tengo solo 6 meses de vida, me hace falta vivir muchos momentos, me hace falta vivir los momentos mas importantes de mi vida, me hace falta encontrar a la mujer que amo pero que todavía no conozco, falta vivir el primer beso que nos vamos a dar, me falta amanecer abrazado junto a ella, me falta caminar tomados de la mano al atardecer en una playa desierta, me falta tanto, que se me hace tarde para vivir…

No hay comentarios: