domingo, 16 de noviembre de 2008

ella parte 8

Dos cachetadas la despertaron súbitamente del placentero sueño que tenia, era la madrota de la casa donde estaba

-levántate pendeja, tienes que prepararte porque el patrón te va a llevar de viaje.

-a donde me va a llevar.-pregunto ella.-

-eso es cosa que no te importa, bañare y cámbiate que te van a llevar al aeropuerto en una hora, así que apúrate, no creo que quieras hacer esperar al patrón, te conviene mantenerlo contento, así no te pega una patada en el culo.

-oiga, pero nada mas tengo un vestido, que me voy a poner.

-con ese te sobra, no creo que lo tengas puesto mucho tiempo, el patrón es un hombre muy caliente, y seguro te va a coger todo el camino.

Ahí termino la conversación, se baño, y el guarura la llevo al aeropuerto, directo al hangar donde esta el avión, desde que llego se fue directo a sus brazos, como si estuviera enamorada, pero la verdad, es que tenia un incendio entre las piernas, y le urgía que se lo apagaran, en esos días había ocurrido en ella una transformación asombrosa, de tierna y recatada, se convirtió en una mujer tremendamente fogosa, lo que le ocurrió, despertó en ella un fuego interior que desconocía, se encontraba constantemente excitada, solamente pensaba en el sexo.

Carretearon rumbo a la pista, esperando autorización de la torre de control.

-learjet xm785, a torre de control, solicita permiso de despegue.

-torre de control, permiso concedido, avance a la pista 3 derecha, por favor confirme su destino.

-learjet xm785, nuestro destino es la ciudad de Cali, Colombia, con escala para repostar en Guatemala.

-torre de control, adelante, que tengan buen viaje y feliz retorno, las condiciones del clima son optimas para volar.

Despegaron con normalidad, y tomaron rumbo a su destino.

En el avión viajaban el piloto, un colombiano con más de 2000 horas de vuelo, el gordo que es un sicario sinaloense y mano derecha del patrón, el patrón y ella como única compañía femenina. Una vez que alcanzaron la velocidad y altitud de crucero comenzó la fiesta.

-a ver mamacita, atiéndenos, que para eso te traje, abre esa puertita y saca unas copas y una botella, para bajarnos el susto de subirnos a esta chingadera.

Ella le sonrió picaramente, mientras le cerraba un ojo.

-claro mi amor, los voy a atender a cuerpo de rey.

Sirvió las copas, le pidió al piloto que pusiera música, y se comenzó a desnudar, sin prisa, siguiendo la cadencia de la música. No duro mucho el espectáculo, porque solo tenía el vestido encima, debajo solo traía puesto su traje de Eva. Se acomodo entre los dos, asientos, que estaban uno frente al otro, se agacho de frente al patrón, ofreciéndole su imponente trasero al sinaloense, quien sin perdida de tiempo comenzó a disfrutarlo, acariciando cada milímetro de semejante monumento, mientras tanto del otro lado, el patrón se deleitaba con las delicias que la boca de ella le hacia sentir, cuando ella se daba gusto con su miembro viril.

Ella en ese momento, emanaba erotismo por cada poro de su piel, estaba completamente entregada al placer, disfrutaba de cada caricia; de cada lengüetazo que le daba el sinaloense, mientras que ella le daba placer oral a su mentor en las artes del placer carnal.

Así se pasaron las horas, hasta que arribaron a su destino, una vez ahí se instalaron en un hotel cercano al aeropuerto. Ahí durmieron ese día, pues tenían que planear un movimiento que llevarían a cabo al día siguiente.

Casi llegando a medio día, el patrón mando llamar a los gatos, un grupo de mercenarios que estaban a su servicio, y que servían de escudo protector y de distractor en caso de que algo saliera mal, les explico con lujo de detalles como proceder al momento de la operación, había mucho dinero en juego, y no conocía bien al vendedor, por eso tenían que estar bien preparados para cualquier eventualidad.

Ya era tarde cuando salieron del hotel, ya estaba oscureciendo, el trato estaba programado para efectuarse en un club nocturno, para ese momento los gatos ya estaban en posición, uno a uno fueron llegando y se mezclaron con la gente, nadie se dio cuenta que estaban ahí, mas o menos a las 8 de la noche llegaron ella y el patrón, el lugar estaba a reventar, ninguno de los que estaban adentro se imaginaban lo que sucedería en las siguientes horas.

Todo era una trampa, el trato era solo un engaño orquestado por la DEA, el gobierno colombiano y el mexicano, ya tenían tiempo con la mira puesta en el capo, estaba creciendo mucho su poder, y estaba empezando a incomodar a algunas personas de las altas esferas del poder. Todo fue orquestado cuidadosamente, con años de anticipación, tenían infiltrados a varios agentes en la organización del patrón, ellos creían que esa noche lo sacarían de la jugada, pero eso estaba por verse.

La noche transcurría, entre copas y baile, ella estaba deslumbrada con el lujo, de aquel lugar, nunca había estado rodeada de tantos lujos; nunca en su vida pensó que andaría por aquellos lares, estaba encantada, se sentía como pez en el agua en aquel ambiente. Así transcurrió el tiempo hasta que inicio el pandemonio en aquel lugar.

Mas o menos como a las 2 de la madrugada llego el agente encubierto que hacia de vendedor de cocaína, llego escoltado, listo para cerrar la tenaza que tenia alrededor del
Capo mexicano. Nunca contaron con que el estaba mas que preparado para cualquier eventualidad. De repente sonó el comunicador que tenia en la oreja y escucho:

-patrón, patrón, hay problemas, uno de los escoltas de su amigo es agente de la DEA, usted dice que hacemos, los ejecutamos o que quiere que hagamos.

El patrón nada mas apretó el botón de su comunicador dos veces, esa era la señal de que no podía hablar, y apretó una vez mas el botón para comunicarles que se quedaran es su posición en espera de ordenes.

-entendido patrón, estamos atentos con el dedo en el gatillo, listos para cualquier cosa.

Arriba en la azotea, un equipo de militares, acompañados de un comando de agentes de la DEA, esperaban la orden para entrar a capturarlo, pero un error de comunicación hizo que se equivocaran y entraron antes de tiempo, bajaron rápidamente por las escaleras, pero ahí ya los estaban esperando dos miembros de los gatos, que al verlos comenzaron a disparar, abriendo las puertas del infierno, uno a uno fueron cayendo los primeros militares, no esperaban una reacción tan rápida, se sorprendieron, porque no se dieron cuenta que estaban esos gatilleros cuidadole las espaldas al capo mexicano, el patrón al darse cuenta de lo que pasaba en las escaleras, en un movimiento rápido, saco su pistola y le pego un tiro en la cabeza al agente que hacia de vendedor, y antes de que reaccionaran sus escoltas otro de los gatos los ejecuto por la espalda, en un arranque de ira, el patrón le quito una metralleta a uno de sus escoltas y comenzó a disparar hacia todos lados, matando a todo el que se le atravesara, ella estaba horrorizada por todo aquello, pensaba que no saldría viva de ahí, pero el la jalo de un brazo obligándola a levantarse, se enfilaron rumbo a la puerta, el sinaloense iba delante de ellos abriendo paso, a punta de bala, llegaron a la puerta, ahí ya estaba esperando una limosina, que los sacaría de ese infierno.

La abordaron y rápidamente salieron rumbo al aeropuerto, tenían que salir cuanto antes de esa ciudad, todo había salido mal, pero por suerte y por un error, se habían escapado de pudrirse en la cárcel, o de terminar engrosando las estadísticas de muertos por la guerra de las drogas.

No hay comentarios: