viernes, 7 de noviembre de 2008

Del amor, la amistad y otros demonios.

Siempre me he preguntado, que vale mas, una amistad o un amor, y hasta ahora no he podido encontrar la respuesta, le he hecho esa pregunta a una infinidad de gente, y generalmente todos contestan dependiendo de cómo les ha ido con una y con otra, muchos dicen que prefieren la amistad, porque los novios y novias van y vienen, otros me dicen que prefieren tener a alguien con quien compartir lo que no puedes compartir con tus amigos, otros, que son realmente pocos, piensan que son dos cosas que no se pueden comparar, y yo me incluyo en ese grupo, es muy diferente el afecto de una amiga, al de una novia, la amiga te apoya, te quiere, te comprende, pero con sus limitaciones, el amor de amigos es mas parecido al que le tienes a algún familiar. En cambio el amor que se tiene a una novia es muy diferente, con la novia esperas llegar a tener un futuro, formar una familia, vivir juntos, tener hijos, etc. en resumidas cuentas es el amor que siente un hombre por una mujer, es el instinto de reproducción actuando, cuando se sabe diferenciar esos dos tipos de amor, uno puede perfectamente tener amigas sin confundir las cosas, pero habemos personas que tendemos a confundir ese tipo de sentimiento de la amistad con el amor, y eso generalmente nos lleva a terminar con el corazón roto y a acabar con una bonita amistad, pero quien nos puede culpar, cuando tenemos de amigas a personas tan especiales, tan valiosas, en esos casos la amistad se puede convertir en amor, uno casi ni se da cuenta cuando sucede, todo es muy gradual, para cuando te das cuenta ya estas hasta el cuello, completamente enamorado, y ahí es donde entran los conflictos, tu la ves a ella con intenciones románticas, pero el o ella te sigue viendo como amigo, para ella o el, no vale la pena perder la amistad por intentar tener una relación romántica, y muchas veces están en lo cierto, pero también se da el caso de que hay personas que se han arriesgado y terminan encontrando a su media naranja, a su alma gemela, muy contados son los casos en que sucede, pero es posible, todo es cuestión de valorar, si vale la pena perder una amistad por algo que podría ser, porque después de poner las cartas sobre la mesa solo pueden suceder dos cosas, o encuentras la felicidad, o terminas perdiendo un buen amigo. En fin a veces podría valer la pena intentarlo, pero la mayoría de las veces, todo termina mal, la situación ideal, seria que los dos desarrollaran el mismo sentimiento, pero eso es tan poco común, que sucede una vez cada mil años.

En conclusión a veces llegas a conocer personas tan valiosas que tienes que tomar una decisión, o te arriesgas intentando, o te conformas con la amistad que te brindan.
¿Que hacer? eso ya es decisión de cada quien.
el credito de este post es de mi amiga pley, yo nada mas saque la idea de su cabeza sin que se diera cuenta.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

cuando me comentaste k escribias m esperaba otra cosa, en verdad me sorprendiste eres superr..

Jeronimo Cuadras dijo...

=)