jueves, 28 de agosto de 2008

Te fuiste

Lo que siempre había temido desde que te conocí se volvió realidad, uno muchas veces cree que a lo que mas le tiene miedo es a la muerte o a las arañas, pero en mi caso y en el de muchas personas el miedo mas grande es el de quedarse solo. Hora a hora he estado asimilando tu ausencia y aun no puedo o no quiero creer que te fuiste, me aferro a creer que sigues presente, que nunca te fuiste, que cuando se acaben las vacaciones vas a volver, lo deseo con toda mi alma aunque se que es en vano, te has marchado y creo que es para siempre.

Nuestra historia esta sin terminar, se ha quedado como una canción sin música, como una noche sin estrellas, como un perfume sin olor, y yo me siento como un libro sin letras, lo único que me quedo fue esta nostalgia que no me abandona nunca, lo único que hago es recordar todos los momentos que vivimos juntos, todo lo que nos paso, y me pregunto, ¿Cómo es posible que haya sucedido tanto en tan poco tiempo? Acaso todo ha sido un sueño del que no he despertado, a veces llego a pensar que todo esta en mi imaginación y que en realidad nunca te conocí, nunca me enamore de ti, también algunas veces pienso que no existo en la vida real, que tan solo soy un personaje de una novela de amor de algún escritor, que por algún motivo dejo sin final, o que esta escribiendo una segunda parte, es tan triste estar solo, no por el hecho de no tener a nadie cerca, si no porque la soledad es un estimulante de la memoria, cuando uno se encuentra a solas empieza a recordar las cosas mas importantes que le han sucedido a lo largo de sus días, quienes han sido felices al recordar no pueden contener una sonrisa al acordarse de algún chiste, de algún recuerdo bonito, en cambio, los que no han sido felices fruncen el ceño y cierran las manos con coraje, pero los que nos hemos quedado solos tenemos la mirada perdida, recordado al amor que nunca fue, inventando historias de amor donde alguien como tu es el personaje principal y uno el protagonista, imaginamos mil y un finales, millones de formas diferentes en las que se podría convertir nuestra historia.

1 comentario:

Marco Ramiro Hernandez dijo...

ahh. huevo.. de eso estaba hablando..

un luz sobre esa parte de ti que jamas alcanse a dilucidar ..

Animmo.. me gusto tu post